El tiempo en: Ronda
Martes 27/02/2024  

Ronda

El valor histórico incalculable del Museo Unicaja Joaquín Peinado

El edificio actual, que alberga la colección permanente del pintor y otras muestras temporales, era el Palacio de los Marqueses de Moctezuma

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Se conserva la estancia más rica del palacio, el ‘Salón Mudéjar'.

Portón de entrada del actual Museo Unicaja Joaquín Peinado.

Una de las salas de donde está la colección permanente.

Conservan una escultura encontrada en el edifico de un indio orante.

Uno de los patios que se conservan en las instalaciones.

Una de las salas de donde está la colección permanente.

En la capilla del Palacio yacen los restos de los últimos Moctezuma.

La columnata y los canecillos en el patio de recepción.

Se conserva la historia y elementos arquitectónicos originales.

Se conserva la historia y elementos arquitectónicos originales.

En el casco histórico de Ronda se encuentran construcciones que han logrado sobrevivir al paso del tiempo. Uno de estos edificios, siendo de los más antiguos, es lo que fue el Palacio de los Marqueses de Moctezuma, hoy día convertido en el Museo Unicaja Joaquín Peinado de Ronda que conserva todos los elementos arquitectónicos originales. La antigüedad de estas instalaciones se remonta al siglo XVI como detalla el responsable de Artes Plásticas de Fundación Unicaja y conservador del museo, Rafael Valentín López: “La reforma realizada para convertir el edificio en museo conservó todos los elementos valiosos y originales del mismo, fechados entre el sigo XVI y principios del XX”.

El rastro de las construcciones de época musulmana desaparece cuando se lleva a cabo una reedificación y se levanta el solar sobre el terreno donde existían diferentes viviendas. Desde ahí, se fueron sumando diferentes elementos muebles del siglo XVI como un artesonado renacentista y una armadura mudéjar, o la columnata, los canecillos en el patio de recepción y las propias puertas de entrada ya del siglo XVIII. Como en tantas otras construcciones de la época en la zona de ‘La Ciudad’, la portada refleja los escudos de armas de la familia que en aquel entonces lo poblaba, testimonio de la estancia de los herederos del emperador azteca que une los lazos entre el viejo y el nuevo continente. El anagrama en el centro con las letras A y M (Ave María) es símbolo de protección religioso, aunque mucha gente confunde esta avocación con el Marqués de las Amarillas, fundador de la Guardia Civil cuya casa está al final de la misma calle.

Rafael Valentín López, responsable de Artes Plásticas de Fundación Unicaja, destaca la belleza intrínseca del edificio y la gran calidad pictórica de las obras

El Museo Unicaja Joaquín Peinado de Ronda posee un origen importante a nivel histórico. Los Moctezuma de Ronda constituyen la rama principal y son los únicos herederos directos por línea de varón del último Emperador Azteca libre (1502-1520), Moctezuma II . Su hijo el Príncipe don Pedro, llamado antes de ser bautizado Holca Huepautzin, que murió en Méjico el 8 de septiembre de 1570, transmitiría la sucesión de esta rama. En el año 1864, don Alonso Holgado-Moctezuma Díaz de Medina, recibe el título de I Marqués de Moctezuma por orden de Isabel II. De su matrimonio con doña Francisca Vázquez de Mondragón nacería doña María Teresa, tercera y última Marquesa de Moctezuma. En la capilla del palacio yacen los restos de los últimos Moctezuma rondeños, que son también los últimos que llevaron el apellido azteca.

De ahí que los primeros señores de la Villa de Arriate estén relacionados con esta galería, pues, siendo los primeros pobladores del palacio emparentaron con los Moctezuma gracias al matrimonio de uno de sus miembros. De dicha familia, conformada por el matrimonio Dávila Ovalle, se conserva un pequeño lienzo con sus armas en las escaleras principales del palacio. La conocida familia Dávila Ovalle emparenta con los Moctezuma. “La línea hereditaria directa de los Moctezuma acaba aquí, en este edificio, donde están sus restos mortales”, expresa Rafael Valentín López. Todo ello se relaciona con el origen de Unicaja. La última heredera por línea de varón del emperador azteca en el entonces palacio fue María Teresa Holgado. Antes de fallecer realiza varias donaciones, entre las que destacan el asilo de Arriate y el antiguo colegio El Castillo, fundado por ella. Además, en su testamento dejó hacer de este palacio otro colegio regentado por salesianos.

Los Moctezuma se relacionan con Unicaja porque María Teresa da la cantidad económica fundacional para el Monte de Piedad de Ronda, con el mismo legado, pasando después a ser Caja de Ahorros de Ronda, principal entidad fundacional del colectivo bancario Unicaja. “La relación va más allá. El hermano de Joaquín Peinado -Juan- está exiliado en México y su hija se casa con un heredero de Moctezuma. Entonces, los sobrinos nietos del pintor son también herederos”, declara López, sabedor por parte directa de esta familia con la que han tenido contacto frecuente.

El edificio actual, unión de dos inmuebles al que se anexiona una capilla neogótica de 1902, está articulado en dos patios. El primero de ellos, axial a la puerta principal, es de forma rectangular y cierra cenitalmente con una montera; mientras que el segundo es un patio porticado en dos de sus lados, adintelado y con columnas toscanas que descansan sobre pedestales de considerable altura, al que abren balcones en su planta alta. El patio cumple la función de atrio de la capilla, de planta basilical de una sola nave, con arco apuntado que separa el presbiterio del resto de la nave y coro a los pies. Este se mantiene tal y como estaba en épocas pasadas. En cuanto a la fachada exterior, está culminada en un frontón que alberga un óculo con vidrieras. Una espadaña de ladrillo, con arquillos ojivales y pináculos completa el edificio.

En su interior cabría destacar, la estancia más rica del palacio, el ‘Salón Mudéjar’ compuesto por un bello artesonado que cubre el salón principal. En este artesonado se encuentran las armas de los sucesores en el Mayorazgo, y probablemente corresponden a las de don Rodrigo de Ovalle Mendoza y de la Torre, primer señor de Arriate y Caballero de la Orden de Santiago. Con posterioridad el señorío lo heredarían sus sucesores, como mencionamos anteriores, de ahí que esta casa se conozca también como de los Señores de Arriate, hasta que la única hija del último matrimonio Ovalle, y IV Señora de Arriate contrae matrimonio con don Pedro Manuel de Moctezuma y de la Cueva, heredando el Mayorazgo de los Ovalle. Entonces el apellido Ovalle desaparece, recayendo el señorío de Arriate en los Moctezuma.

En el habitáculo que utilizan como oficina también se aprecia una escalera de forja de fundición del s.XIX que ha quedado intacta. También conservan una escultura encontrada en el edifico de un indio orante: “Está fechada entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, representando al primer Moctezuma cristianizado. Pertenecía a la antigua capilla del palacio, erigida en el siglo XVII”.

López cuenta que hay otros elementos no visitables, pero que se continúan conservando como es el caso de un aljibe musulmán situado bajo tierra. “Este es el primitivo, de grandes dimensiones ocupando buena parte de la planta del edificio”, detalla. La belleza intrínseca del edificio es lo que llama la atención a los rondeños y a los más de 15.000 visitantes que pasan por las instalaciones durante todo el año, como también la calidad pictórica de las obras puesto que se ha avanzado mucho en el conocimiento del artista Joaquín Peinado: “También se sorprenden de que tengamos normalmente una sala permanente con más de 50 obras de Picasso y de la conservación de todo el edificio inaugurado hace más de 20 años, concretamente en 2001”.

Distribución del museo

El Museo Unicaja Joaquín Peinado de Ronda se encuentra en la Plaza del Gigante, en las inmediaciones de la Iglesia de Santa María la Mayor y el Palacio de Mondragón. En la planta superior, se encuentra la colección permanente de Joaquín Peinado, que es la que centraliza el objetivo principal del museo. Las obras elegidas con criterio mixto, tanto cronológico como temático, se distribuyen en sus diferentes rincones. Esta se complementa con exposiciones instaladas en la planta baja. La antigua capilla neogótica es la destinada únicamente a exposiciones temporales, a la que se suman los diferentes espacios cuando, como en esta ocasión, muestran colecciones de gran formato. “Exponer en este espacio diáfano tiene una idiosincrasia especial, que permite jugar con instalaciones creadas específicamente para la misma y para ello trabajamos con artistas que nos hacen diseños ad hoc para una adaptación perfecta a la capilla”, declara el responsable de Artes Plásticas de Fundación Unicaja.

Actualmente se pueden visitar las 39 obras del XV Certamen Fundación Unicaja de Artes Plásticas, las cuáles reflejan una fusión de técnicas y tendencias destacadas dentro del marco del arte contemporáneo. Considerado el certamen mejor dotado de esta tipología en el panorama nacional, abierto a todo tipo de creadores y creadoras tanto de Andalucía, España como de otros puntos internacionales. Con la creación del Centro Fundación Unicaja de Ronda, anejo a estas instalaciones, se trasladó la parte puramente cultural y de labor pedagógica en cuanto a conferencias, representaciones teatrales, conciertos, talleres y todo lo que engloba estas áreas.

Remodelaciones

La última gran remodelación del edificio se llevó a cabo en el año 2008 con exquisita pulcritud y respeto. Una de las cuestiones principales que implicó fue restaurar toda la armadura mudéjar, la cual todavía estaba aguantando el tejado desde el siglo XVI. Conforme se han ido interviniendo aspectos puntuales con el paso del tiempo, apenas se han cegado algunos balcones y eliminado algunos tabiques para facilitar la coherencia expositiva de la colección y conseguir al mismo tiempo una circulación fluida. El acristalamiento del primer patio ha permitido crear un hall distribuidor y la desacralización de la capilla convertirla en sala temporal y salón se actos del museo.

Al mismo tiempo, se han mantenido los artesonados, la antigua escalera y casi idéntica la distribución, respetuosa con la dimensión humana. A pesar de la estructura palacial, el itinerario puede seguirse con gran libertad. La heterogeneidad formal de las salas, contribuye al atractivo de la exposición.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN