El tiempo en: Ronda
Jueves 25/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Ronda

El 20 por ciento de la población está en riesgo de sufrir depresión a lo largo de su vida

Segunda jornada de los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga en Ronda

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Ponencia Ana González-Pinto. -

Los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga, organizados por su Fundación General (FGUMA), han celebrado su segunda jornada este miércoles en Ronda y Vélez-Málaga.

Uno de los seminarios ha sido el de “Claves para optimizar nuestra salud cerebral”, que se ha desarrollado en el Convento de Santo Domingo de la ciudad del Tajo. Entre los ponentes que han participado en el programa ha estado Ana González-Pinto, directora científica del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), que ha pronunciado una conferencia sobre cómo puede prevenirse la enfermedad mental, abordándola desde una perspectiva multidisciplinar. La especialista ha relatado algunos de los factores que influyen de manera directa en este caso, haciendo especial hincapié en las rutinas y hábitos de vida saludable, que pasan por el ejercicio físico, evitar el sedentarismo, alimentación rica en fruta, verduras y pescado o el sueño, entre otros. Además, se ha referido a algunos más específicos que no solo ayudan al cuidado del cerebro, también de la salud física, como el control de la ansiedad o la soledad, matizando que, para que esta prevención tenga eficacia, deben tomarse con contundencia. “Todos estamos en riesgo de padecer una enfermedad mental. Por ejemplo, la depresión puede llegar a afectar a lo largo de la vida al 20 por ciento de las personas”, especialmente si ya se ha atravesado un episodio depresivo, ha aportado.

Por ello, ha presentado en su ponencia un artículo en el que se evidencia el riesgo genético de padecer depresión, que tiene un componente genético del 50 por ciento, y cómo los buenos hábitos influían en esta población positivamente. “Se comprobó que, teniendo un estilo de vida saludable, el riesgo de los que tenían mayor carga genética era similar a los que tenían una menor predisposición”, ha continuado.

Además, González-Pinto ha mencionado algunos de los trastornos con mayor prevalencia en la actualidad, diferenciando entre enfermedades de salud mental con malestar emocional, ya que, ha reconocido, hay confusión a nivel social con estos términos. En este sentido, ha señalado, además de la depresión, la esquizofrenia, el trastorno bipolar y el obsesivo-compulsivo o la anorexia nerviosa como los de mayor importancia y ha precisado que a veces, antes de que se desarrollen, pueden aparecer una serie de malestares emocionales en los que sería “ideal” hacer prevención desde el espacio sociosanitario. En consecuencia, ha resaltado el valor de implicar no solo a las instituciones médicas y políticas, también de establecer acciones de voluntariado y poner el foco en la detección temprana.

Por último, y en cuanto a la cura definitiva de algunas de estas enfermedades, la conferenciante ha narrado que existen hoy día bastantes tratamientos con fármacos efectivos, pero que deben combinarse con terapias psicológicas para un éxito mayor. “La enfermedad mental es el producto de la interacción entre la biología y nuestro ambiente”, ha reiterado. De ahí que haya apostado por aunar distintas áreas de conocimiento para avanzar en el cuidado de la salud de manera integral. “Lo que protege al corazón, también protege al cerebro”, ha concluido.

Andalucía, ejemplo a nivel nacional de conservación del patrimonio histórico

En esta segunda jornada también ha llegado a su fin el seminario “Hacia un nuevo derecho del patrimonio histórico” con la conferencia de Araceli Pereda, presidenta de Hispania Nostra, una asociación sin ánimo de lucro que trabaja en la defensa, promoción y puesta en valor del patrimonio cultural y natural promoviendo la participación ciudadana. Precisamente, sobre la implicación social ha versado su discurso, centrándose en la importancia de integrar a todos los agentes, políticos y civiles, en esta causa. “No se ama lo que no se conoce. Pero si se conoce se ama, se cuida, se respeta y es mucho más fácil”, ha comentado.

Pereda ha reconocido que falta todavía educación en cuanto a la conservación del patrimonio, pero que en los casi cuarenta años que lleva la actual Ley de Patrimonio en vigor se ha producido una evolución positiva, sobre todo en cuanto al interés que genera esta temática en la sociedad. No obstante, ha reclamado más recursos para continuar esta labor pedagógica. Sobre los cambios legislativos que son necesarios abordar, la ponente ha indicado que los reglamentos deberían incorporar nuevos conceptos del patrimonio, como el inmaterial, y ha incidido en la necesidad de recoger en la normativa una estructura orgánica conjunta que posibilite la coordinación entre comunidades autónomas.

En este sentido, y refiriéndose a las listas rojas y verdes con las que Hispania Nostra clasifica los bienes patrimoniales que están riesgo y los que han dejado de estarlo porque gozan de protección, Pereda se ha mostrado satisfecha por la posición que ocupa Andalucía en este ranking, en comparación con el resto de regiones, poniéndola como ejemplo de a nivel nacional de conservación del patrimonio histórico. Aunque ha lamentado que actualmente hay en torno a 1.400 bienes en la lista roja pendientes de actuación, la presidenta ha atribuido esta buena situación a la labor del Instituto de Patrimonio Histórico andaluz, una insignia, ha precisado, en salvamento de patrimonio, inventario y educación, destacando especialmente el trabajo que desempeñó en este órgano Román Fernández-Baca. De hecho, la conferenciante ha querido despedirse con uno de los ejemplos simbólicos que evidencian este avance. Europa Nostra, la gran confederación de asociaciones en defensa del patrimonio, a la que pertenece su organización, premió con la distinción Gran Prix al Caminito del Rey, un caso que ha servido como referencia a nivel europeo. “Málaga puede estar orgullosa de otros muchos premios, pero este fue deslumbrante. El jurado estaba entusiasmado con el trabajo del Caminito del Rey”, ha reconocido.

Los Cursos de Verano de la UMA en Ronda cuentan con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad y el apoyo de otras entidades públicas y privadas, como Fundación Unicaja; la Cátedra ASISA de salud cerebral y cognitiva de la UMA; el Centro de Estudios Iberoamericanos y Transatlánticos (CEIT) FGUMA-UMA; el Grupo de investigación «Andalucía Literaria y Crítica: textos inéditos y relecciones» (ANLIT-C); la Real Academia de Artes y Ciencias de Antequera; Academia Oralitura; Academia Gastronómica de Málaga, Gastrocampus de Innovación de la UMA y Santander Universidades.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN