Quantcast
El tiempo en: Ronda
Miércoles 22/09/2021

Notas de un lector

Dragones de compañía

La reciente edición de “El dragón lector y sus amigos” aproxima el poder, la magia y la belleza de este singular protagonista.

Publicado: 08/03/2021 ·
17:11
· Actualizado: 08/03/2021 · 17:11
Autor

Jorge de Arco

Escritor, profesor universitario y crítico. Académico de la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras

Notas de un lector

En el espacio 'Notas de un lector', Jorge de Arco hace reseñas sobre novedades poéticas y narrativas

VISITAR BLOG

A lo largo de la historia de la literatura, la figura del dragón ha resultado tan recurrente como atractiva. No cabe duda, de que en muchas ocasiones, su perfil ha sido más violento y terrorífico que dulce y divertido. Sin embargo, en estos últimos tiempos, este animal alado y tantas veces solitario, ha ido enterneciéndose y, por ende, enterneciendo a autores y lectores.

De modo que, ahora, podemos encontrar libros donde  hallar pócimas para domesticar a estos fantásticos seres, instrucciones que permiten montar y volar con ellos e, incluso, maneras de intercambiar grandes secretos sobre su fuego y sus poderes…

La reciente edición de “El dragón lector y sus amigos” aproxima el poder, la magia y la belleza de este singular protagonista.

Sus compiladores, Pilar Pérez y José Andrés Villota, aclaran en su nota previa como nació esta bella antología: “Hace ya muchos años llegó a nuestra vida Leo, un joven dragón azul al que le encantaba leer (…) Él tenía un sueño: crear una estirpe dedragones lectores, que acercasen los libros a los niños. Así que decidimos ayudarlo: abrimos una librería conla mejor literatura para vosotros. (…) Entonces, escritores e ilustradores maravillosos tuvieron una idea genial: contar la historia de cada uno de los dragones y ponerles cara. El resultado de esa generosidad y talento es este libro que tienes entre manos. Todos ellos han hecho realidad aquel sueño de Leo, el dragón azul”.

     El empeño y el buen hacer de la editorial Bruño, permite tener, sí, en nuestras manos y nuestros corazones a este puñado de entrañables fieras. Son treinta y uno las autoras y autores que han pergeñado, pues, un sugestivo cuento o poema y, otros tantos, las ilustradoras e ilustradores que han puesto cara, cuerpo, escamas… a los dragones que acompañan los textos.

Por ejemplo, el de Marta Arteaga, dibujadopor Ángela González en tonos azules y con unos propicios patines, “era un dragón diminuto/ muy astuto,/ no perdía ni un minuto,/ decía siempre: `Yo, leyendo disfruto´”.

El de Carlota Echevarría, pintadopor Clara Avedillo grandullón y noble, dice: “Quiero tener alas,/ un hocico y una cola,/ un disfraz hecho de escamas/ con unos cuernos de goma,/ y un rincón entre sus zarpas/ donde echarme a la bartola”.

     Gracia Iglesias nos cuenta de Perla, una dragoncita sonriente y cortés,perfilada con mimo por Susana Rosique, y cuya “sonrisa es capaz de hacer que salga el sol en los días más nublados”. Y además, “en lugar de echar fuego por la nariz, expulsa letras”.

Roberto Aliaga traza las andanzas de Juan Silver, un dragón que Laura Borrás nos trae con gorro de capitán de barco y bien acicalado, y que “tuvo la suerte de encontrarse un catalejo debajo de un banco. Y, gracias  a él, pudo leer desde la distancia”.

Al cabo, un puñado de hermosas historias, plenas de ternura y cromatismo, y que añadenel generoso proyecto de que todos los beneficios por las ventas de este volumen irán destinados a la Fundación CanisMajoris, dedicada a prestar apoyo a las personas con dificultades.

COMENTARIOS