Quantcast
El tiempo en: Ronda
16/05/2021

España

"Los que ensucian a la Iglesia son los curas violadores y los obispos que les protegen"

Así respondía el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid al comunicado hecho público este viernes por los obispos españoles

Publicidad Ai
  • El candidato de Unidas Podemos a las elecciones madrileñas, Pablo Iglesias.

El candidato de Unidas Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha dicho que "los que ensucian a la Iglesia son los curas violadores y los obispos que les han protegido", en respuesta al enfado de la Conferencia Episcopal Española por la acusación ayer de la ministra Ione Belarra, al asegurar que la "Iglesia católica ha sido cómplice demasiadas veces con la violencia sexual hacia los niños".

"Los que ensucian a la Iglesia son los curas violadores y los obispos que les han protegido. Brava ministra Ione Belarra", ha indicado Pablo Iglesias este viernes en un tuit, recogido por Europa Press.

Así respondía el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid al comunicado hecho público este viernes por los obispos españoles en el que acusan a Belarra de pretender, con sus palabras, "ensuciar la actividad de millones de personas durante décadas".

"En el ámbito del debate parlamentario, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, señaló a la Iglesia como cómplice de esos abusos por encubrimiento. Es una acusación gravemente injusta que pretende ensuciar la actividad de millones de personas durante décadas y que no se corresponde en absoluto con la verdad", señala la Conferencia Episcopal.

Tras estas declaraciones de los obispos, Iglesias ha salido a defender a su sucesora al frente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, algo que Belarra ha agradecido con otro tuit: "Gracias Pablo. Aunque sea incómoda es nuestra obligación decir la verdad y afrontar los problemas reales de nuestro país".

Todo este cruce de acusaciones comenzó este jueves cuando Ione Belarra, desde la tribuna del Congreso de los Diputados, defendió la ley de protección a la infancia frente a "una Iglesia católica que ha sido cómplice demasiadas veces con la violencia sexual hacia los niños".

COMENTARIOS