Quantcast
El tiempo en: Ronda
Miércoles 22/09/2021

Málaga

Todos se vuelcan con los desalojados a causa del incendio de Málaga

El incendio que devora sin control cuanto encuentra a su paso ha mostrado también la cara más solidaria de quienes están dispuestos a echar una mano

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Voluntarios reciben en Ronda also ancianos desalojados.
  • Todo un ejército de asociaciones, hermandades y ciudadanos anónimos se han puesto manos a la obra

Los municipios de la Serranía de Ronda y sus vecinos se han volcado para ayudar a quienes han tenido que salir de sus casas a la carrera y con lo puesto por culpa del incendio que desde este miércoles campa a sus anchas por Sierra Bermeja, donde ya han ardido más de 6.000 hectáreas.

A primera hora del domingo fueron Jubrique y Genalguacil; a medio día Pujerre y Faraján; y con la sobremesa le tocó el turno a Juzcar y Alpandeire; y así sin más, los moradores de todos estos pueblos se veían obligados a dejar sus hogares.

Este incendio que devora sin control cuanto encuentra a su paso ha mostrado también la cara más solidaria de quienes, sabedores de lo que supone esta tragedia, han decidido aportar su granito de arena para hacer más fácil la vida de los demás.

UN EJÉRCITO DE VOLUNTARIOS ANÓNIMOS

Junto a bomberos, enfermeras, médicos, psicólogos, agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Local, Protección Civil, Cruz Roja o DYA, todo un ejército de asociaciones, hermandades y ciudadanos anónimos se han puesto manos a la obra para ayudar dando una lección de generosidad digna de reconocer.

Unos, como María Pérez -vecina de Ronda- han colaborado llevando unas tortillas de patatas y algo de fruta; otros, como Lucía Sánchez -educadora social y también vecina de la ciudad- han ofrecido su trabajo para entretener con juegos a los más pequeños.

LO MISMO SACAN TRONOS QUE AYUDAN EN LAS TRAGEDIAS

Entre las primeras entidades en sumarse a la llamada de la solidaridad, la Hermandad del Santo Entierro del barrio de San Francisco en Ronda y la propia asociación de vecinos de esta zona, donde se ha instalado uno de los centros de atención para los desalojados.

Cuando han sabido que a la gente de los pueblos vecinos la iban a traer a su polideportivo se ofrecieron a ayudar -explicaba a Efe la tesorera de la hermandad, Rebeca Muñoz- y en un tiempo récord han preparado bocadillos, bebidas y turnos de trabajo voluntario para atender a quienes iban llegando.

Tras la hermandad, la panadería rondeña Ortipan, de Antonio Ortiz; y la tienda de ultramarinos de San Francisco, que regentan Paco y Laura; quienes, sin dudarlo, pusieron el pan y la chacina respectivamente para los primeros 150 bocadillos.

A LOS MAYORES LES HA RESULTADO MUY DURO MARCHARSE

El Padre Andrés -el cura de Pujerre, como le gusta que le llamen- y el padre Gerardo -párroco de Alpandeire, Juzcar y Faraján- también se acercaron a Ronda para animar a los desalojados, muchos de ellos enfermos y de edad avanzada, a quienes “les ha resultado muy duro dejar sus casas”, han explicado a Efe.

Junto a ellos, José Antonio Vela, Javier Martín Carmen Guerra y su hija y otras tantas personas; todos generosos voluntarios dispuestos a dar lo mejor de si mismos para ayudar a sus vecinos.

Ayuntamientos como de Alpandeire, uno de los municipios desalojados, ha enviado un camión con suministros; mientras que el de Benalauría ha enviado una paella XXL, un rayito de sol entre tanto humo.  

COMENTARIOS