Quantcast
El tiempo en: Ronda
Viernes 20/05/2022  

En román paladino

Movida política

El líder de la oposición ha elevado al coño al nivel del lenguaje parlamentario

Publicado: 16/12/2021 ·
10:17
· Actualizado: 16/12/2021 · 10:17
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El presidente del PP, Pablo Casado, en su escaño del Congreso.
Autor

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG

Donde hay patrón no manda marinero” dijo Isabel Díaz Ayuso -por única vez compungida- a su jefe de filas político anunciando que acepta obediente la anulación de las cenas de Navidad que ha ordenado su partido o para evitarle adhesiones de afiliados en público, ante la prensa acreditada,  o para prevenir adecuadamente la pandemia en el reino madrileño de la libertad.  Es conveniente que se aclare el asunto porque en las cenas del partido manda Pablo Casado,  como presidente del partido, pero en la política sanitaria manda Ayuso, como autoridad relevante de la comunidad de Madrid.

Pero Casado tiene otras preocupaciones. Entre Ayuso y su anterior portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, (que saltó a la fama por su “Jamás te lo perdonaré, Manuela Carmena. Jamás”, por la cabalgata de Reyes Magos)con su libro Políticamente Indeseable, donde pone de chupa de dómine a todos los dirigentes populares actuales, lo traen sin cabeza de liderazgo. A la vista está que   entre ambas y Vox  el líder de la oposición, en una  más que evidente deriva populista,  ya no se corta  -y en una sesión radiada y televisada  para toda España - se dirigió    al presidente del gobierno -en realidad a todos los españoles- diciendo “¿Qué coño tiene que pasar en España para que asuma alguna responsabilidad?" lo que  significa que  la educación quedó atrás.  Ya no es un problema de cortesía parlamentaria sino el uso del lenguaje de la barra de un bar en el pleno del Congreso de los Diputados.

El líder de la oposición ha elevado al coño al nivel del lenguaje  parlamentario. Es un avance en la igualdad de los órganos. Es verdad que Pedro Sánchez dijo en 2015  en los campos  anegados de Aragón  que "El presidente tiene que pisar el barro. ¿Qué coño tiene que pasar en este país para que Rajoy pise la Ribera del Ebro?”. Sin duda no es lo mismo  el campo que el hemiciclo. La diferencia es notable.

A Boris Johnson le fallaron 98 diputados conservadores en la votación sobre las restricciones de la pandemia y lo salvaron los laboristas. Ya Boris sabe que su asiento de primer ministro es igual que el de los pilotos de los aviones de combate, eyectable, de los que catapultan al que está sentado sobre el para salvarlo para mejor vida. Casado, ¡cuidado!    

TE RECOMENDAMOS